In ,

5 Placeres Culposos Musicales Parte II

Placeres Culposos…otra vez

El mundo gira y da vueltas. Es un hecho científico, les juro que no estoy inventando esa vaina. Y así como da vueltas pues…todo vuelve (badum tss). Por eso hoy regresaron los «Placeres Culposos». Un tema que a más de uno le trajo recuerdos. Y hablando de recuerdos hermosos…

SM-AR-124-2

Alicia.

Antes de seguir, acá pueden ir a ver la primera parte de este tema

Volviendo a los placeres culposos, en esta ocasión voy a dedicar este artículo a los más culposos de todos: Los Grupos Pop. Esos que nadie se atrevía a bailar al frente de otra gente porque a ninguno le gusta el bullying. Y cantar cualquiera de estas canciones era ponerse en la línea de fuego.
Empezando con…

5. «Everybody  (Backstreet’s Back)» de los Backstreet Boys (1997)

SM-AR-124-3

¡QUINCEAÑOS!

Periódicamente aparece esa canción que los DJ´s se encargan de hacer común y silvestre para cada Mixtape que entreguen. Y eso fue exactamente lo que sucedió en el año 1997 cuando apareció «Evribodi», como le decimos en el ghetto.
Si tu hija iba a cumplir 15 años y no ponías esta canción en la coreografía de entrada le ibas a causar un trauma eterno.
Y a mi lo que me daba pena era bailar. Pero bueno…tocaba.

Forma parte del segundo disco internacional de la agrupación llamado  Backstreet’s Backlanzado en 1997. Por cierto, estos manes son de Orlando y llegaron con esta canción al puesto número cuatro de la Billboard, permaneciendo en este listado 22 semanas. En esta época era muy raro que un grupo Pop se quedara tanto tiempo allá arriba.

4. «Asereje» de Las Ketchup (2002).

SM-AR-124-4

¡Sopla Diooss!

Nadie entiende lo que dicen, nadie entiende la historia, nadie sabe que carajos pasa, pero todos la cantamos. A lo que salga, pero la cantamos. Punto.

La canción es sobre Diego, un hippie afrogitano que entra a las discotecas borracho y en bombas a pedir esta canción:

2002 fue el año en que estas chicas invadieron el mundo con este pegajoso tema, vendiendo más de 7 millones de discos y llegando a ser número 1 en 20 países. Y a Diego no lo vi nunca.

3. «De Sol a Sol» de Salserín (1996).

SM-AR-124-6

Libro abierto style…Libro abierto style por todas partes.

A long time ago, en una galaxia muy lejana, La Salsa era popular entre los jóvenes. Hoy esta volviendo de a poco.
Fue así como el señor Manuel Guerra decidió capitalizar en este mercado creando en el año 1993 la orquesta Salserín. Pero en Panamá no sabíamos un demonio de ellos hasta que en el año 1996 apareció «De Sol a Sol» y el infame pasito del final. Todos lo aprendimos y todos en la escuela lo bailamos. No se hagan.

Cantado por los Hermanos Servando y Floripondio Primera, el tema fue un éxito, vendiendo cerca de 320,000 copias y llegando a 45 países. También le dio a Salserín la oportunidad de participar en su primera novela. De Sol a Sol.  Con las únicas dos actrices que existían en Venezuela:

SM-AR-124-7

Ellas

2. «Y yo no bailo» de Menudo (1982).

SM-AR-124-8

Hay un  economista, un policía y un abogado usando látex en esta foto.

Menudo es el grupo insignia de Latino América. A eso pónganle la firma. Entonces es normal que al menos una de sus canciones aún este en el Mix Tape de cada fiesta, parranda, bautizo o 15 años que se respete. Y la que se lleva estos honores es: «Y yo no bailo», lo cual es una mentira, por que todo el mundo baila.
1982 fue el año de su lanzamiento en el disco «Por Amor». Y por ahí…tocó bailar.

Ricky Meléndez fue el encargado de Poner a bailar a toda una generación y a las que siguieron, porque Latino América sigue hipnotizada con este relajo.

Y por cierto, me gustan más altas que yo, así que me la pela el coro. Yo si bailo.

SM-AR-124-9

«Me dijo que sí»

Y para cerrar…

1. «YMCA» de Village People (1978).

SM-AR-124-10

Di todas las vueltas posibles para no caer aquí, pero no hubo de otra. Esta es y será por siempre el guilty pleasure número 1 de todos. Solo es cosa de que aparezca la sección de vientos del inicio y todo el mundo se enciende.

SM-AR-124-11

Ujum

La canción debuta en 1978 y vende más de 10 millones de copias alrededor del mundo. Lo impresionante es que no llegó a ser número uno en los Estados Unidos, pesé a ser un clásico actualmente. Pero no quiero darle más vueltas al asunto. Bailen:

Lo cool de esta canción es que va dedicada a un centro asociado al cristianismo y que busca la orientación de los jóvenes. O sea que la canción más popular de este centro cristiano fue hecha por un grupo cuya base de fanáticos viene de la comunidad LGBTIQ+ y cuyo creador, Jacques Morali, era homosexual. Buena jugada.

Hoy día todos la bailamos, sin distinción de raza u orientación sexual. y así termino con los placeres culposos.

¿Qué te parece?