In ,

Cosas que pasaron cuando Torrijos fue presidente

Martin Torrijos, no el otro Torrijos.

En Panamá sufrimos de memoria selectiva/colectiva, producto de varias cosas (el alcohol obvio tiene que ver) y casi la mayoría de ellas empiezan con el apellido Torrijos.

Payasadas Omar, cómo siempre. Tonterías.

Pero, por suerte existe el gallinazo y uno de nuestros hobbies es no olvidarnos de nada. A menos que sea la fecha de cumpleaños de algún familiar,  pero si es corrupción ¡NO SE NOS OLVIDA!

Así que acá les traigo 3 asunticos que pasaron cuando el señor Martín Torrijos era presidente. Y nos parece importante recordarles precisamente ahora que se quiere lanzar de nuevo a presidente.

Cabe destacar que según el señor Torrijos: En ninguno de estos asuntos estuvo involucrado. Y como Mi Panamá es un país donde la justicia impera (sarcasmo) y siempre se encarcela al corrupto (sarcasmo de nuevo) y la justicia nunca falló en contra del señor Martin Torrijos (esto no es sarcasmo en realidad no falló en contra de él) en el gallinazo le creemos a Martín (obviamente no, pero bueno, aquí nadie quiere ir preso).

En fin, empecemos:

1. Caso CEMIS:

Soy la señora de atrás juzgando duro.

Técnicamente esto pasó antes de que Martin fuera presidente, pero bueno, ya se venía viendo ahí una cosa turbia y rara. CEMIS significa: Centro Multimodal, Industrial y de Servicios. Pero, para nosotros es: La vaina esa que aprobaron con coimas y Tito Afú se puso bravo por que su parte de la coima era más chiquita que la de los demás.

En resumen: El doctor Ernesto Pérez Balladares declaró (ajá, es sapo además de toro) que el diputado de aquel entonces (y por ahí anda todavía por que estos cabrones nunca desaparecen) Manuel De La Hoz, le contó que el señor Martín Torrijos le había ordenado a De La Hoz buscar 200 mil dólares del CEMIS para repartir entre los miembros de la bancada del PRD y luego aprobar el proyecto probablemente sin siquiera saber de que carajos se trataba, por que seamos honestos, yo no creo que Tito Afú sepa leer. ¿Le han visto la cara a Tito Afú?

Cara de alguien que no sabe leer.

Y luego al señor Torrijos no le pasó nada, por que, señores, ESTO ES PANAMÁ, Aquí impera la justicia (esto es sarcasmo de nuevo). Resulta que una decisión de la Corte Suprema de Justicia acogió un incidente de nulidad por violación del fuero electoral, y permitió al expresidente Martín Torrijos eludir las acusaciones de corrupción por la aprobación del contrato del Centro Multimodal, Industrial y de Servicios (CEMIS). Acá les dejo el LINK de la noticia, para que vean que somos investigadores serios y de baja estatura.

En resumidas cuentas al señor Torrijos no le pasó nada. La justicia no dijo que era inocente, perooooo…no pasó nada.

Seguimos con cosas que pasaron en la era Martin:

2. Entró Odebrecht e hizo lo que le dio la gana.

En la foto: Coimas

Hoy día todos sabemos que Odebrecht es esa cosa bien puerca con la que nadie quiere encochinarse. Es el tío ese que siempre anda en negocios raros, tiene 4 familias diferentes, y en vez de traerte regalos te pide plata. Odebrecht es ese tío.

Siempre hay fotos así de él en la casa de la abuela

Pero colectivamente al parecer se nos olvidó que fue el señor Martín Torrijos uno de los que le abrió la puerta de nuestra casa a ese tío. Y de paso le permitió hacer lo que se le venía en gana adjudicándole 4 proyectos por 598 millones de dólares cuándo era presidente (2004 – 2009). Entre ellos La Cinta Costera 1, hoy cariñosamente llamada La Cinta Coimera.

El primer proyecto (pa´ que no se nos olvide) fue en el año 2006. El proyecto de Riego de la planta Remigio Rojas en Alanje, Chiriquí. Proyecto que terminó costándole a Odebrecht a.k.a. el tío sinvergüenza ,11 millones más de lo estipulado. Acá les dejo un extracto de lo que salía en gaceta oficial pa´ que vean el nombre de Martín allí..

También les dejo el LINK por si quieren leer todas las otras cosas que comenzó a firmar Martin. Entre ellas la famosa Cinta Costera en la cuál los dos presidentes que le siguieron (El Loco y La tortuga) se beneficiaron y andaban (o andan) de juicio en juicio aún encochinados con ese asunto.

Y cuándo el Ministerio Público empezó a investigar el asunto el señor Martín Torrijos dijo:

“no existe ningún hecho que me vincule con las investigaciones que desarrolla el Ministerio Público, relacionado con la empresa bajo investigación. Ni aquí en Panamá, ni en ninguna jurisdicción extranjera”.

En español panameño dijo: No tengo ni verga que ver con eso.

Y bueno, nos toca creerle ¿no?

Bueno Bugs que diga lo que quiera, yo le creo a la justicia panameña (otro disclaimer por sarcasmo)

Acá les dejo una noticia relacionada en el LINK y yo sigo con el último punto que quiero tocarles hoy:

1. Dietilenglicol.

En octubre de 2006 durante el mandato del señor Martín Torrijos empezaron a salir a la luz que desde septiembre estaban ingresando en diversos hospitales personas con nauseas, vómitos, diarrea y debilidad general en las extremidades, unos síntomas a los que más tarde se sumaba la imposibilidad de orinar.

Nadie sabía que estaba pasando. Espíritus chocarreros, brujería, coquillo, o sea, en el 2006 podía ser lo que sea. Pero, no era lo que sea, era envenenamiento masivo por causa del Dietilenglicol.

El medicamento contaminado era un jarabe genérico recetado para la tos que distribuía gratuitamente la Caja de Seguro Social (CSS). Y este estaba contaminado con dietilenglicol, un producto de uso industrial no apto para el consumo humano.

La empresa panameña Medicom solicitó glicerina pura para elaborar medicinas a la firma española Rasfer (declarada en quiebra en 2008) y ésta, a su vez, pidió la glicerina a la compañía China Fortune Way Company, la que recibió el producto de Taixing Glycerin Factory.

En lugar de la glicerina, la CSS recibió, sin los controles correspondientes, dietilenglicol (usado para los radiadores de carros) aunque en los envases que transportaba la sustancia se leía «glicerina pura».

El caso, investigado primero por el Ministerio Público, pasó a manos de la Corte Suprema de Justicia, debido a que el máximo tribunal tenía que decidir sobre la situación legal del director de la CSS, René Luciani, por ser un funcionario con mando nacional. En octubre de 2008, el presidente del grupo Medicom, Angel de la Cruz, era la única persona detenida. O sea, el más pendejo, aunque igual se lo merecía.

En fin, el asunto fue un desastre. Alguien firmó algo sin mirar, nadie revisó nada, todo pasó sin oposición en una analogía clara y concisa de cómo se maneja mi hermoso país.

Representación Gráfica de cómo se maneja mi hermoso país.

El Ministerio Público de Panamá acreditó la muerte de 129 personas, mientras que el Comité denunció que hubo más de 700. Desde entonces, los familiares de las víctimas viven un calvario. Y aunque en este caso el señor Torrijos no tiene que ver directamente, esto pasó bajo su administración. Y los afectados se lo van a recordar siempre.

A los que tienen una hora y 10 minutos de su tiempo aquí les dejo el documental completo del director panameño MIGUEL I GONZÁLEZ sobre este tema. El documental duele, pero vale la pena:

En fin, felicidades al señor Martín Torrijos por tirarse de nuevo al ruedo presidencial. Igual y nos parecía importante recordarle estos asunticos que pasaron la última vez que le dimos la confianza. Así que nada, ahí les dejo. Si recuerdan algo más, pues lo tiran en los comentarios. Adiós y que les vaya bien.

Suerte Martincito (mi último sarcasmo de hoy)

¿Qué te parece?

241 Points
Upvote Downvote