In ,

9 curiosidades de Hollywood

Información necesaria para noches de trivia y alcohol

El mundo del cine esta lleno de secretos y locuras que pasan detrás de las cámaras. Algunas aptas para menores de edad y la mayoría ni siquiera son aptas para adultos o cualquier persona común y silvestre. Por eso las llamamos: Curiosidades de Hollywood.

Hoy me di a la tarea de buscar 10 hechos curiosos del cine que probablemente no sabías. Y entre esas cosas raras que encontré, supe que…

9. Samuel L. Jackson utiliza la palabra «Motherfucker» para corregir su tartamudeo.


Esta era una de esas leyendas urbanas que corría por todo Hollywood. Luego como suele pasar, el planeta entero se la creyó.
Finalmente en la gala de El Instituto Americano para el Tartamudeo (no es bullshit, realmente existe) alguien le pidió a Mr. Jackson que corroborara la historia. Lo cual hizo sin ningún problema. Explicando que ha estado batallando con el tartamudeo desde su infancia y utilizar «Motherfucker» lo ayudo a sobreponer este problema. Aún en la actualidad sigue utilizando la palabra diariamente sólo para no perder la costumbre.

Acá les dejo el link del artículo en inglés pa que no digan que estoy hablando webason: LINK

Igual y nadie dice esa palabra mejor que él en el mundo, así que él puede hacer lo que le venga en gana. Cosa que se toman muy a pecho leyendas como Sean Connery. Y es que…

 8. Sean Connery usaba peluca cuando hacía el papel de James Bond.


Si algo nos ha enseñado Zinedine Zidane es que no hay mejor manera de terminar un mundial que con un cabezazo épico al pecho de un italiano. También nos enseño que un calvo puede dominar el mundo. Pero en 1962 la sociedad se comportaba de una manera muy distinta y ser calvo era signo de vejez y un anti sex – appeal. Algo así como usar medias con sandalias.

Que asco…

Por ello cuando al señor Sean Connery de 32 años le llegó la gran oportunidad de interpretar al agente 007, no dudó un segundo en buscarse un tupé y maquillar un poco su perdida de cabello que ya venía en bajada y sin frenos.

Primero lo hizo en Dr. No y luego en las otras 6 Películas de James Bond en las que participó. Para no perder la costumbre, por que el cabello ya lo había perdido.

Pasando a otra gente que tuvo mucho que explicarle al mundo, tenemos que…

7. El director de Holocausto Caníbal tuvo que probar en una corte que los actores de la película estaban vivos.

No encontré una sola imagen apta para todo público. Así que aquí tienen…Ositos Cariñositos

«Holacausto Caníbal» fue para los 80’s lo que «El Proyecto de la Bruja de Blair» fue para la generación del Y2K. O sea, un fukin trauma.

En el Holocausto un equipo de antropólogos se adentra en el Amazonas buscando a otro equipo de antropólogos que desapareció. En su búsqueda encuentran cintas de antropólogos que el equipo desaparecido de antropológos había grabado y con ello ven, más o menos, que fue lo que le paso al equipo de antropólogos (Me dijeron que no podía usar esa palabra por que daba pereza así que la use 5 veces)

La película es muy real y cruda. Por ende el director se metió en problemas con todo el mundo por culpa de las escenas fuertes, en específico aquellas que involucraban animales. Al final fue tanta la gente que se creyó el cuento que Ruggero Deodato (el director) tuvo que declarar junto a sus 4 actores para afirmar que estaban vivos.

Para aquel de estómago poderoso y que no sabe de que película estoy hablando, acá les dejo el trailer con la músiquita más cursi que pudieron componer en los 80´s (No se dejen llevar por eso, la película es fuerte)

Hablando de gente perdida…

6. Charlie Sheen no durmió durante 48 horas para hacer su escena en  «Ferris Bueller’s Day Off».

Ni falta que le hacía

El ganador del Oscar Charlie Sheen…ja, nah toy jodiendo. En fin, Charlie Sheen empezaba a hacerse un nombre reconocido en el cine siguiendo los pasos de su padre y de su hermano que ya era un ídolo juvenil en aquel entonces.

Justo después de su papel en la inolvidable Lucas, a Charlie le cayó un trabajito al lado de Matthew Broderick en «Ferris Bueller’s Day Off». Su papel era el de un joven trasnochado detenido en una estación de policía. Papel que luego llevaría a su vida real constantemente.

El asunto es que para lograr el look Charlie, que ya venía loco de fábrica, permaneció despierto durante 48 horas. Y este fue el resultado…

Para hacer una escena de 25ss. Ke Nivel.

5. En su versión original «Los Cazafantasmas» vivían en el futuro y era una profesión común.

Hoy es una profesión en Tik Tok. O sea, tenían razón.

Los Cazafantasmas marcaron una época y aún hoy poseen seguidores por todas partes. Era un concepto que funcionaba. Cuatro manes se ganan la vida cazando fantasmas y ya. También está Bill Murray, el mejor. Por eso cuesta imaginar que pudieron haber sido algo muy diferente. ¿Qué tan diferente? Bueno, para empezar, los cazafantasmas ni siquiera vivían en estos tiempos sino que estaban en el futuro. Pero sí podían viajar en el tiempo y volver al nuestro. Además tenían la capacidad de saltar de dimensión en dimensión luchando contra diferentes monstruos, entre los que se encontraban el hombre malvavisco. Era una fumada impresionante, no sé por qué carajos no la hicieron. Me gusto la original, pero ¿monstruos, viajes en el tiempo, aliens y toda esa shit?…toy.

El que se fumó ese guarumo y creó este primer concepto fue Dan Aykroyd, a quien el productor Ivan Reitman le dijo: «Emmm…creo que hay que hacer unos cambiecitos», lo que realmente quería decir fue: «¿Estas loco o que carajos te pasa tí?»

Al final la película se hizo como la conocemos hoy y brindo por eso. Pero quiero que alguien haga esa primera versión por favor.

.
Por que lo lindo hay que celebrarlo, como aquel dibujo de Rose en Titanic que no pintó Jack Dawson.

4. El que sale dibujando a Rose en Titanic es el director James Cameron no Leonardo Di Caprio.

«Píntame como una de tus amiguitas esas que tienes en el whatsapp y no las borras imbécil te voa a cortar la cara…» ¡ey ey ey, rose, calma!

Cualquier geek, hombre, hombre lobo, lobo vampiro o bicho del pantano daría la vida por estar dibujando a Kate Winslet en la famosa escena de Titanic que todos recordamos. Leo Di Caprio era la envidia del mundo y aunque si estuvo en la escena y vio lo que tenía que ver, el no fue quien finalmente dibujo a Rose. Este honor lo tuvo el director de la cinta James Cameron.

Cameron al parecer además de ser el rey del mundo y el man que hizo «Los Pitufos v.s. Pocahontas en 3D», también es un talentoso dibujante, cosa que Di Caprio no era. El único detalle es que James es izquierdo y Di Caprio derecho. Esto fue solucionado en post – producción volteando la imagen.

Según reportes el dibujo fue vendido por 16,000 dólares. Y ahora…violencia.

3. Edward Norton golpea en serio a Brad Pitt en su primera escena de pelea en Fight Club.

Pero, cómo vas a golpear esa carita por dios.

Hay actores que van muy lejos con el fin de aportar realismo a una película. Fight Club es una de esas que esta llena de relatos de actores que van al extremo. Como cuando Edward Norton le metió uno de los puñetes más pendejos  de la historia del cine a Brad Pitt en la oreja.

El golpe fue real, instigado por el director David Fincher con el fin de ayudar a la actuación de ambos. En este punto de la película ambos actores apenas se estaban conociendo por lo que Norton no estaba seguro de hacerlo. David Fincher siendo un psicópata reconocido en Hollywood se acerco a él y le dijo: «Pégale en la oreja» y como el director es el que manda esto fue lo que pasó:

La reacción de Brad Pitt es real por que esa vaina debió doler.

2. La Pluma Voladora de «2001: Una Odisea en el Espacio» no fue hecha con CGI, sino con cinta adhesiva y un vidrio.


Si pones Stanley Kubrick en Google vas a encontrar de todo (y casi todo malo). Que si el tipo era un maltratador de actores, un enfermo, un loco un esquizofrénico, etc, etc, etc. Al final Todos dicen que el señor era también un genio, y que los genios necesitan estar locos. Menos yo, yo estoy loco por elección nada más.

Bueno, resulta que en el clásico «2001: Una Odisea en el Espacio» hay una escena que siempre se pensó fue hecha con «juegos de cámara» como le decía mi abuela a los efectos especiales de entonces. Ahora le llamamos CGI. Pero no. La escena de la pluma fue hecha utilizando un vidrio muy limpio y cinta adhesiva transparente. Más nada.

Lo único que se hizo fue llenar el cuadro de la toma con el vidrio y pegar la pluma al mismo. Luego nada más rotaban el vidrio. Cuando la azafata lo toma, solo tenía que despegarlo del vidrio y listo, este fue el resultado.

Fue un detallito tan bien hecho que nadie nunca se pregunto como fue.
Y hablando de star wars…

1. Sigourney Weaver en realidad hizo «La Canasta Imposible» en Alien: Resurrección.

«mmm, Ripley…hueles a grajo»

En uno de esos momentos gloriosos y curiosos detrás de cámaras en el cine, Ripley (Sigourney Weaver), debía hacer una canasta tirando el balón de espaldas al aro frente a sus colegas. La producción estaba lista para hacer varias tomas de lo mismo con Sigourney Weaver fallando una y otra vez miserablemente. Pero esto nunca pasó, porque Sigourney, que no sabía nada de Baloncesto, hizo algo espectacular…

La reacción de Ron Pearlman no tiene precio. Lo que sí tiene precio son los aplausos del director y el equipo de producción que estuvieron apunto de dañar la toma celebrando pendejadas. Pero, al final así quedo y fue genial.

Estoy seguro que el cine traerá más de estas cosas raras y curiosas pronto, así que volveré con más detalles de lo que pasa detrás del cine. Hoy, ya fue suficiente. Me voy.

¿Qué te parece?

Comentarios

Cargando...